Sobre Lydia

Lydia Silvestry es un fenómeno. Cuando era muy joven, ella fue dada como muerta por dos medicos en el hospital. Fue durante esta experiencia que ella tuvo conocimiento de la elección de su espíritu para volver a su cuerpo para ser de ayuda en la tierra. En su adolescencia, asistió a un concurso de belleza como espectadora y, sin ser su intención, fue coronada la Reina de Belleza de Puerto Rico. Como periodista, apenas en sus veinte años, no podía encontrar un vestido que se acomodara a su enorme variedad de actividades, por lo que ella inventó el famoso Vestido Infinito. Un vestido diseñado para ser usado más de 100 formas diferentes, siendo merecedor de una patente como genial invencion para beneficio de la mujer, mundialmente. Lydia también habla siete idiomas.

Quizás la característica más sorprendente de esta mujer es su apariencia. Lydia nunca ha tenido realzamiento facial. Doctores que la examinan no pueden creer como alguien en sus sesenta pueda tener la piel de una mujer en sus treinta. Amigas y conocidos de Lydia, por mucho tiempo, le habían pedido compartir sus secretos de belleza con ellos. Es aquí, con su primer libro, donde ella lo hace: Los Secretos de Belleza de Lydia Silvestry.

Legado de Vida

Eterna juventud, elegancia, pasión, belleza natural y creatividad: mezcla todo esto, junto con una buena porción de genio inspirado, y tienes la receta para el éxito llamada Lydia Silvestry.

Lydia no solo personifica estas cualidades en sí misma, sino que también las inculca en todo lo que ella crea y las ve dentro de cada mujer.

Desde una edad temprana, la ex reina de belleza, nacida y criada en la exuberante isla de Puerto Rico y con estudios en diseño en la prestigiosa London Collegue of Fashion, en Londres, Inglaterra, se dedicó al estudio de todo lo que la naturaleza nos ofrece para mantener y mejorar nuestra salud y belleza interior, como exterior. En su libro: "Mis Secretos de Belleza", Lydia revela su secretos más intimos, exponiendo en detalle, su singular estilo de vida saludable.

Lydia comenzó su carrera profesional como Editora Femenina del diario “El Nuevo Dia“ en San Juan, Puerto Rico. Le fue otorgada La Medalla de Comunicaciones por el Gobernador, por su destacado desempeño en el campo periodístico - el premio más alto alcanzable. Lydia pasó a ser Director General de la revista Temas, con sede en Nueva York, publicación con circulacion nacional y para la América Latina.

Mientras tanto, la afición de Lydia fue la moda. Ella disfrutaba creando su propia ropa. Sus amigas quedaban tan impresionadas con sus diseños de moda, que con frecuencia le pedían que diseñara para ellas. Como periodista, Lydia estaba viajando frecuentemente, y necesitaba un vestido que le permitiera luzcir bien en toda ocasión. Con este concepto en mente, ella comenzó a desarrollar un diseño: el ahora mundialmente famoso Vestido Infinito.

El éxito de Lydia la llevó a Europa. Se enamoró de Inglaterra y decidió mudarse ahí, continuando tanto con el periodismo y su pasatiempo de la moda. Tan impresionados estuvieron los nuevos amigos de Lydia en Inglaterra con su Vestido Infinito, que insistieron que lo compartiera con el mundo. Así comenzó Lydia la exitosa carrera como diseñadora de modas internacional. En Londres, Lydia estudió en el London College of Fashion, simplemente porque la moda es su pasión!

Como el Vestido Infinito agarro fuego, Lydia creo la compañia Lydia Designs Ltd., Inc., abriendo oficinas en Nueva York, París y Londres. El Vestido Infinito le fue merecedor de una patente en los EE.UU. y Japón; testamento a su diseño único e ingenioso. Los estudios de Lydia en escultura y pintura en Europa la inspiraron como una admiradora del arte moderno. Mujer políglota, Lydia habla varios idiomas, entre ellos fluidez en español, inglés, francés e italiano.

Entre los amores de Lydia se encuentran sus dos hijos y nieto. Lydia disfruta de Pilates, preparación de recetas vegetarianas, y las artes visuales. Su aparentemente inagotable energía, la curiosidad y su esfera de considerable influencia en todo el mundo, le han dado pasaporte a las costumbres, estilos de vida, filosofías y creencias espirituales de la mujer en todo el mundo, y de todos los niveles sociales. Lydia sigue en el canal de la energía creativa en moda y belleza; invenciones que contribuyen a hacerle mejor la vida a la mujer de hoy.